Suiza

Suiza

Zúrich es la ciudad más grande de Suiza pues cuenta con cerca de unos 364.500 habitantes dentro de la ciudad y casi 1 millón en la zona de aglomeración. Zúrich se encuentra junto al lago de Zúrich, donde está también el río Limmat, en el norte de Suiza. Es la ciudad más amplia de la Confederación Suiza y el principal motor y centro financiero del país, albergando gran cantidad de empresas tanto nacionales como internacionales, además de las distintas cadenas de televisión.

Debido a que Zúrich es el nodo central de la red de trenes de Suiza a escala y también dirige el mayor y más activo aeropuerto internacional del país, por lo general es el primer lugar que los turistas eligen visitar. Por la corta distancia que hay entre la ciudad y los centros turísticos de los Alpes suizos, además de su paisaje montañoso se le suele considerar como el portal “a los Alpes”.

Contrariamente a lo que muchos piensan, la capital de Suiza es Berna y no Zúrich, teniendo en cuenta que la ciudad destaca por ser limpia y eficiente, lo que le ha permitido conseguir reconocimientos por el alto nivel de vida en todo el mundo durante varios años. También en los últimos diez años la ciudad se ha convertido en un increíble destino turístico que vale la pena visitar, esto debido mayormente a la liberalización de diversos aspectos como los sectores cultural y gastronómico que ayudan a construir una ciudad y una población más cosmopolita, que casi con la ayuda de Ginebra mantiene su heterogeneidad cultural.

El lenguaje oficial es el alemán, que se emplea en todas las publicaciones oficiales y anuncios, y que la mayoría de su población hablan, aunque la lengua nativa del grueso del pueblo es el alemán suizo. En cuanto a los dialectos, el más popular es el Züritüütsch. El Inglés y el Francés también se hablan con cierta regularidad e incluso también figuran dentro de los anuncios oficiales y publicaciones que se realizan a la par con el Alemán. Cualquiera de estos idiomas se puede emplear con facilidad, pero hay que tener en cuenta que es mejor hablar alemán antes que intentar hablar el alemán suizo, pues puede tomarse a manera de burla.